La industria “del-fín”

Andrés Stumpf

A raíz del análisis del documental “The Cove” publicado recientemente en este mismo medio, hemos querido ir más allá e intentar predecir, de una forma sencilla y fácilmente comprensible, el efecto que tendría sobre la economía japonesa el acabar, completa e inmediatamente, con la industria dedicada a la caza de delfines.

industria delfinJapón es la primera potencia pesquera del mundo, debido en gran medida a que la mayor parte de las proteínas que consumen sus ciudadanos proceden de animales marinos. Con un Producto Interior Bruto de 5.960 trillones de euros, la pesca es, como cabe suponer, la actividad más importante de un sector primario que únicamente supone un 1% del PIB. Al tratarse de una economía moderna, la mayor parte de su PIB procede del sector servicios (alrededor de un 73%, siempre según datos del Banco Mundial).

Por lo tanto, la modernización de la economía, añadida a una caída brutal de la demanda de carne de delfín en los últimos años como consecuencia del documental “The Cove”, y de estudios que advierten del alto contenido en mercurio de este alimento; hacen que la caza de delfines no resulte ni mucho menos vital para la economía japonesa en la práctica. De hecho ni siquiera supone un porcentaje considerable dentro de la actividad pesquera de Japón.

Otro asunto es el que concierne a las economías locales. Existen pueblos cuyo sustento depende en una proporción vital de la caza de delfines y que quedarían completamente desahuciados en el caso de que esta práctica se prohibiera a efecto inmediato. La solución más práctica, desde el punto de vista económico, sería prohibir esta actividad a futuras generaciones que tenderían a reciclarse en otros sectores más productivos y menos dañinos para el medio ambiente. A través de esto,  esta industria desaparecería sola y no habría mayores perjudicados.

Sin embargo, este salvajismo no puede concebirse como consentido ni siquiera en el plazo de una generación activa, por lo que la mejor opción es que sea el gobierno japonés el que asegure la subsistencia de estas familias al tiempo que consigue que vayan dirigiéndose a otros sectores limitando legalmente y de forma progresiva esta actividad. Además, esta solución también ayudaría a evitar que esta actividad se desarrollase demasiado como economía sumergida en el mercado negro, al contrario que la primera.

Artículos relacionados:

“Detrás de la sonrisa de Flipper”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s