Nada da más miedo que la verdad

Sara Ramos

Al Gore presenta en Una verdad incómoda un retrato de la Tierra bastante más catastrófico de lo que estamos acostumbrados: tornados, tormentas, deshielo, desertización y calor se alternan en este documental durante noventa y dos minutos. Durante toda la pieza documental plantea la trágica situación en la que se encuentra el Planeta Azul ahora mismo, amenazada por el calentamiento global y por el dióxido de carbono.

“Con mucho la película más aterradora jamás vista”, “Te conmoverá en lo más profundo de tu ser” o “Si amas a tu planeta, si quieres a tus hijos, tienes que ver esta película” son impactantes frases que aparecen ya en el tráiler y que previenen al espectador acerca de lo que se va a encontrar en el documental: todos los problemas medioambientales causados por el calentamiento global, expuestos en boca del que se definió a sí mismo en el propio filme como “fui el próximo presidente de los Estados Unidos”

En la película se indaga acerca de todos los males que está sufriendo el planeta y se culpa de la mayoría de ellos al ser humano. Es cierto que la Tierra pasa por ciclos calientes y fríos y que ahora mismo se encuentra en uno de los primeros, pero la película plantea cómo los seres humanos estamos acelerando y radicalizando ese proceso hasta límites insospechados.

Se intercalan imágenes de diversas charlas que ha dado el ex-vicepresidente de los Estados Unidos con otras en las que se ve reflejado qué está sucediendo en la naturaleza; se describen con dureza y de forma un poco apocalíptica. También se mencionan aspectos políticos y económicos. Además se explica que el calentamiento global se debe a las emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera, por lo que cuantos más gases se liberen, antes se calienta la atmósfera. La cantidad de CO2 que los seres humanos emiten ha acelerado este proceso, haciendo que aumenten las tormentas, las seguías, la descongelación de los glaciares, los cambios meteorológicos e incluso el aumento de plagas y la mutación de bacterias. Hay que actuar antes de que sea demasiado tarde.

La película intenta demostrar que el calentamiento global no se ha de arreglar en despachos de políticos, sino que es un tema que afecta a todos y con el que todos nos tenemos que sentir identificados y hacer lo que esté en nuestra mano para frenarlo: es el mayor reto moral al que se enfrenta la civilización. Como aparece en el propio tráiler de la película: nada da más miedo que la verdad.

Al Gore, Míster Ozono, como le llamaban despectivamente en los años 80, recibió numerosos premios con este documental, entre los que sin duda destacan dos premios Óscar (Mejor documental y mejor canción original en 2006). También hubo importantes críticas hacia la pieza, como la película La gran estafa del calentamiento global de Bjorn Lomborg.

Al Gore ganó el Premio Nobel de la Paz al año siguiente junto con el Grupo Intergubernamental sobre el cambio climático por sus esfuerzos para construir y diseminar un mayor conocimiento sobre el cambio climático causado por el hombre y poner las bases para la toma de las medidas que sean necesarias para contrarrestar ese cambio. No se puede negar que Una verdad incómoda haya ayudado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s