Total, lo vamos a pagar

Andrés Stumpf-Artículo de opinión

La competencia imperfecta es una situación económica de mercado siempre vista como negativa para el grueso de la sociedad. Las empresas privadas se crean con la idea de conseguir los máximos beneficios posibles y, en un mercado sin competencia, esta maximización de beneficios se consigue aumentando salvajemente los precios. Total, no existen otras empresas capaces de ofrecer lo que nosotros, piensan.

La situación que se vive en el mercado energético responde precisamente a esto. La energía es, per se, un oligopolio natural, pues no muchas empresas pueden acceder a un sector con tantas trabas de tecnología e instalaciones. A finales de los años noventa, comenzó la privatización del sector de la energía y del gas natural bajo el supuesto, incorrecto si me lo permitís, de que era beneficioso para el Estado, pues reducía el gasto público.

De esta forma se sentaron las bases de un oligopolio privado en un bien tan indispensable como es la energía. El Gobierno había entregado el control de la “vida moderna” (pues no se concibe a estas alturas una vida sin electricidad) a unas manos que no iban a mirar por los ciudadanos, sino por su bolsillo.

El autoconsumo de energía limpia supuso una caída en la demanda de energía tradicional y un descenso de los beneficios de las Iberdrola y compañía. Fue entonces cuando, estas empresas, “acordaron” subir los precios de la energía para recuperarse a costa de que todos paguemos más por un bien indispensable.

Este chantaje en toda regla ha sido así acogido por el Gobierno actual porque realmente no tiene mucho más margen de movimiento. Es lo que pasa cuando privatizas un oligopolio natural. Por supuesto, la nacionalización de estas empresas sería una solución clara pero, ni la situación actual lo permite, ni el Partido Popular es afín a este tipo de prácticas. Tampoco la oposición lo haría, pues no hay que olvidar la cantidad de ex políticos socialistas en las filas de las energéticas.

La conclusión es bien sencilla. O nuestros políticos cambian de parecer y revierten esta dramática situación o nos toca aguantar. ¡Qué suban los precios! Total, lo vamos a pagar…

Artículos relacionados:

Harakiri energético español

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s