“Que se cambie el Producto Interior Bruto por la Felicidad Interior Bruta”

Laura Sáez y Andrés Stumpf

Juan López de Uralde, también conocido como Juantxo, ha dedicado su vida a la defensa del medio ambiente. Empezó siendo muy joven y, tras liderar numerosas campañas, desde 2001 hasta 2010 ha sido el Director Ejecutivo de Greenpeace España. Ahora es portavoz de Equo, un partido político con el que pretende que la gente entienda que la ecología no es “la defensa de las flores y los pájaros”, sino que se trata de un concepto mucho más amplio.

Los activistas se encuentran muchas veces en el margen de la legalidad, mientras que un político debe atenerse a ella. ¿Cómo se pasa de un extremo a otro?

Bueno, yo no creo que sean extremos, es decir, son distintas formas de entender la misma lucha, ¿no? En lo que se refiere a la sostenibilidad, el medio ambiente y el ecologismo, que es en lo que yo he trabajado más, desde las organizaciones activistas lo que se hace es llamar la atención sobre esos problemas. Desde un partido lo que pretendemos es llevar propuestas, alternativas y soluciones a las instituciones para que vayan adelante. Por lo tanto, yo creo que son dos caras de una misma moneda que se complementan, y no es dificultoso ni traumático ese paso.

¿Usted echa de menos el activismo?

No, yo tengo muchos amigos, he dejado atrás muchas experiencias, y desde luego tengo un gran recuerdo del trabajo que hice, y sin embargo lo que hago también me parece apasionante. En ese sentido estoy también muy contento con lo que hago.

¿Cree que la sociedad española está lo suficientemente concienciada como para que un partido ecologista como Equo sea realmente una fuerza potente?

Juantxo en su despacho de Equo Foto por Andrés Stumpf

Juantxo en su despacho de Equo
Foto por Andrés Stumpf

Yo creo que si conseguimos darnos a conocer y que la gente conozca nuestras propuestas y alternativas, y sobre todo conseguimos convencer a la gente de que la ecología política es mucho más que la defensa de los pájaros y de las flores, que hablamos de economía, que hablamos de empleo, que hablamos de industria, que hablamos de alternativas de transporte, que hablamos de una forma de producir alimentos, que hablamos de agricultura, que hablamos de pesca… Es decir, en la medida en que seamos capaces de entender que detrás de la ecología política hay una alternativa económica, yo creo que el apoyo irá en aumento.

¿Cree que Equo tendría capacidad para llevar un gobierno en solitario, o está más enfocado a una coalición?

Bueno yo creo que Equo ahora, no nos engañemos, es una fuerza pequeña, y por lo tanto todavía no tenemos todas las herramientas y mecanismos, ni las personas, que serían capaces de llevar un Gobierno. Pero aspiramos a serlo, aspiramos a ser una fuerza de gobierno como lo son Los Verdes en otros países europeos. En ese sentido, en el corto plazo lógicamente nosotros aspiramos a entrar en las instituciones, pero el objetivo final es efectivamente gobernar, ¿no? Nosotros nos hemos metido a llevar este proyecto con la idea de tener presencia institucional, no simplemente simbólica.

Usted defiende que un crecimiento infinito en un planeta con recursos finitos es inviable, pero para eso sería necesario reducir el consumo de recursos. Sin embargo, en una sociedad como la nuestra, ¿cómo convences a la gente de que puede vivir mejor con menos?

Yo creo que lo que hay que hacer es explicar que crecimiento no es necesariamente positivo, al menos no crecimiento en todo. Hay cosas que se entienden muy bien, por ejemplo, consumir más energía no significa más calidad de vida. A lo que aspiramos es a que la gente tenga una mejor calidad de vida y vivir en paz con el entorno en el que tenemos que desarrollarnos, que es la Tierra.

En ese sentido, por ejemplo, hay indicadores de crecimiento que la gente entiende muy bien que no son necesariamente positivos, por ejemplo producir más basura. El hecho de que produzcamos más basuras no significa que vivamos mejor, sino que hay un mayor consumismo. El tema de la energía, en tema en general del consumo de recursos. Podemos vivir mejor consumiendo menos agua. De hecho, por ejemplo en Madrid, el consumo de agua se consiguió reducir mucho simplemente a través de campañas de concienciación, de pequeñas medidas. No existe una correlación entre consumir más y tener calidad de vida, y no nos debemos olvidar de que el objetivo debe ser ese.

En ese sentido, nosotros abogamos por cambios incluso en los indicadores económicos, y que se cambie el Producto Interior Bruto por otros como la Felicidad Interior Bruta, que fundamentalmente lo que mide es eso, la satisfacción de las personas. Un indicador donde, por cierto, España ha pasado del puesto 22 al puesto 38 en el último año. Esto se debe precisamente a que los recortes en sanidad, en educación, son recortes que influyen en la calidad de vida y por tanto nos hacen más infelices. A lo mejor podemos estar pensando que el PIB puede estar creciendo, y sin embargo la calidad de vida puede estar bajando. Está pasando en España.

Su partido propone una reducción de la escala a nivel productivo y de consumo, es decir, la creación de sistemas de intercambio locales potentes, pero en una sociedad como la nuestra, ¿no resulta un poco utópico?

Bueno, es una parte de las alternativas que proponemos. Indudablemente, el mercado de cercanía, la producción en cercanía, es una alternativa importante. Por ejemplo, los huertos urbanos. Hay datos que no se conocen, pero durante la Segunda Guerra Mundial, la mayor parte del consumo de las ciudades en el Reino Unido era procedente de huertos urbanos y del entorno. Hasta un 60% creo recordar que es el dato. Por lo tanto es una forma de generar unas redes económicas que, como decía antes, satisfacen fundamentalmente las demandas de los ciudadanos y, no, no es utópico, es simplemente complementario a los mercados globales.

¿Cómo podría llevarse a cabo?

Está ocurriendo ya, el cambio se está produciendo en gran medida desde la base, las redes de huertos urbanos, el transporte en bicicleta, los mercados de intercambio… Los mercados de intercambio y los mercados de segunda mano… pues cada vez hay más pueblos que los organizan, porque de alguna manera, es de sentido común que las personas queramos deshacernos de determinadas cosas y en vez de tirarlas se puedan vender a otros vecinos a un precio más barato. Estos mercados, por ejemplo, cada vez los realizan más pueblos, por lo tanto son cosas de sentido común.

Su partido también defiende que con el cambio de modelo energético, para 2050, se podría abastecer a los mil quinientos habitantes del planeta, sólo con el 20% de recursos e inversiones del sistema automovilístico. ¿En qué se basan para afirmar esto?

Cada vez hay más estudios que demuestran que es posible generar más y más energía de fuentes renovables. Incluso hay Gobiernos del entorno europeo, como el de Dinamarca, que plantean en sus normativas la autosuficiencia energética, es decir, que la energía provenga al cien por cien de fuentes renovables, y algunos partidos en Alemania también lo proponen ya en sus programas.

Por lo tanto, la posibilidad de un modelo energético basado al cien por cien en energías renovables ha pasado de ser meramente una propuesta académica a estar presente ya en los objetivos de los partidos, incluso de los gobiernos. Técnicamente es posible y lo que hace falta es voluntad para llevarlo adelante.

Juantxo en su despacho en la sede de Equo Foto por Andrés Stumpf

Juantxo en su despacho en la sede de Equo
Foto por Andrés Stumpf

¿Cómo podrían convivir las actuales empresas energéticas con un autoabastecimiento?

No, lógicamente el modelo energético tiene que cambiar. Por ejemplo en España, el modelo actual es un modelo de oligopolio con un grupo pequeño de empresas que tiene el control de toda la energía. El modelo renovable es mucho más disperso, con muchas más empresas, pequeñas y medianas empresas, con una mayor autonomía energética por parte de los ciudadanos…

Aquí hay dos modelos enfrentados, un modelo tradicional, oligopólico, en el cual unas cuantas empresas controlan la producción de energía y le venden al consumidor, y un modelo en el cual la línea, la diferencia entre el productor y el consumidor no es tan clara, sino que uno puede ser productor y consumidor a la vez si es autoproductor, o un pueblo, por ejemplo. En ese sentido sería otro tipo de modelo que, claro, es muy diferente, y hay una diferencia política importante entre los que defienden un modelo y los que defienden otro.

Entonces, ¿qué pasaría con todos los empleos que se perderían si se pierden esas empresas?

Lógicamente en cualquier sector en el que hay un cambio de modelo hay un cambio productivo y hay empresas que se benefician y empresas que salen perjudicadas. Eso está ocurriendo ya, ya en este momento, por ejemplo el carbón es un combustible a la baja, y por eso todos los conflictos que llevan ya años en el tema del carbón y que van a continuar, porque el carbón tenderá a desaparecer por las emisiones contaminantes que genera.

¿Qué es lo que ocurrirá? Que globalmente, en lo que se refiere a puestos de trabajo, el modelo de producción de energía renovable es mucho más intensivo en la generación de puestos de trabajo. Se generan muchos más empleos por kW producido de fuentes renovables que por kW producido de nuclear o de carbón. Entonces, globalmente, la cantidad de empleos en este sector va a ser mucho mayor si se produce el cambio. Indudablemente habrá sectores que se verán perjudicados. Habrá quienes verán que su sector se verá perjudicado, pero globalmente el número de empleos va a ser mucho mayor.

Teniendo en cuenta las actuales actuaciones del gobierno, ¿cómo va a ser posible ese cambio?

Ahora mismo no es posible, ahora estamos caminando en dirección contraria. El gobierno actual claramente apuesta por ir en contra de este cambio de modelo y apuesta por defender el oligopolio, y todas las medidas que está tomando son favorables a ese oligopolio energético. Con este Gobierno no hay esperanza de un cambio de modelo energético, al contrario, es más de lo mismo.

¿Cuál cree usted que es el principal problema del modelo energético en España?

Realmente hay demasiada confluencia de intereses entre los políticos del sistema y el oligopolio energético. De hecho una de las cosas que se ha venido denunciando es cómo hay tantos políticos de los partidos mayoritarios, del SOE y del PP, que acaban trabajando en consejos de administración de empresas energéticas. Desde los expresidentes de Aznar, González, exministros como Ángel Acebes, etcétera, etcétera. Se ha denunciado incluso ante la fiscalía anticorrupción que hay muchos políticos que terminan en las energías.

Entonces, hay una confluencia de intereses demasiado grande, hasta el punto de que no se sabe muy bien quién dicta las leyes, ¿no? La vinculación es muy importante. Por eso digo, con los miembros actuales del modelo que eso pueda cambiar. Y no hay una gran diferencia además entre los dos grandes partidos en lo que a materia energética se refiere, los dos defienden el mismo modelo energético, que es el modelo del oligopolio.

Entonces, el principal problema es que la gente no entiende cómo algo ecológico va a dar beneficios. ¿Cómo se podría convencer a la gente de que realmente ecología y economía van de la mano?

Nosotros lo estamos intentando, yo lo llevo intentando muchos años y de muchas maneras, ¿no? ¿Cómo se puede convencer a la gente? Pues la verdad, te digo, necesitaríamos un apoyo mucho mayor de los grandes medios, que no lo tenemos. La verdad es que los grandes medios, más allá del documental, tratar en profundidad estas cuestiones no creo que se haga de una manera sostenida, diaria y realmente creo que esa sería la única manera de concienciar a corto plazo.

A largo plazo, lo que estamos haciendo, trabajando con las organizaciones, con la sociedad, poco a poco, paso a paso, hasta que conseguimos ir rompiendo esos actuales muros de silencio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s