Siempre los pobres

Andrés Stumpf- Artículo de opinión

Como si de una suerte de destino infame se tratase, los países en vías de desarrollo serán los que soporten en una mayor proporción los efectos de una agravación del problema del cambio climático. No tienen suficiente con ser los más pobres, con no tener las tecnologías, bienes y servicios de los que en el mundo occidental disponemos. Ahora, serán también ellos los que paguen nuestros excesos.

Empiezo a pensar que siempre ocurre lo mismo. Parece que lo que se lleva es la idea de que los ricos sean ricos a costa de los que ya son pobres, no de sus propios esfuerzos. De esta forma, en este mundo desigual, ellos siempre estarán por debajo. Nunca disfrutarán de los beneficios cuando las cosas van bien, pero siempre sufrirán cuando las cosas vayan mal.

Bangladesh emite 0,3 toneladas al año de CO2 frente a las 17 de los Estados Unidos. A pesar de ello, será el primero el que sufra las inundaciones y los ciclones, consecuencia del cambio climático. No está en la mano de estos países cambiar su situación, sino en la de los que desprecian lo que el calentamiento global puede provocar.

Perdonad la melancolía, pero hoy no me encuentro realmente optimista en lo que respecta a la humanidad de aquellos a los que se considera “humanos”. Resulta realmente indignante recordar como Rusia, Canadá, o Japón se retiraron, en Doha, de la prórroga del protocolo de Kyoto, mientras se ve a los pobres perder un 5% de su PIB con cada dos grados que aumenta la temperatura de la Tierra.

Que disfruten sus presidentes en sus casas con calefacción mientras el cambio climático afecta a 325 millones de personas, y que viajen en sus aviones y coches privados mientras, otros 40 millones de personas, tienen que huir de sus tierras para refugiarse de lo que las emisiones de CO2 provocan en sus hogares.

Se mire por donde se mire, es injusto que sean los habitantes de estos países los que tengan que vivir aún peor de lo que ya lo hacían por los derroches de los líderes del mundo. Según el Foro Humanitario Global, a causa de este fenómeno mueren 300 mil personas al año. Mientras, en 2011, en nuestro país, el Partido Popular se negaba a reducir las emisiones de dióxido de carbono al ambiente.

Siempre los pobres. Siempre los mismos. Que alguien lo pare, si seguimos así, nos vamos a estrellar.

Artículos relacionados:

Cambio climático: Recesión mundial

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s