Reduce tu huella de carbono, reduce la contaminación

Laura Sáez

En la sociedad actual poca gente se para a pensar en la repercusión que tienen sus actos en el medio ambiente. Pueden parecer tan insignificantes que los pasamos por alto, pero lo cierto es que hay que detenerse un momento y reflexionar sobre cuán importante es lo que hagamos en nuestro día a día.

Reducir nuestro impacto ambiental puede parecer una tarea difícil en un mundo poco –o nada- ecológico como el actual, pero siempre hay pequeños detalles que se pueden hacer. Lo primero es calcular tu huella de carbono, para ser consciente de cuánto emites a la atmósfera. Siguiendo algunos de estos consejos, que puedes incorporar a tu vida diaria para reducir tu huella, podrás llevar una vida más sostenible.

– Toma duchas más cortas, especialmente si usas agua caliente.

– Procura encender la calefacción sólo cuando estás en casa, aunque al llegar esté un poco fría. Y recuerda, no es cuestión de estar en maga corta.

– Saca tiempo para cocinar tus propios alimentos. Así ahorras en envases y en energía.

– Lleva tu propia bolsa al supermercado, a ser posible una de tela, como el algodón (están muy baratas en tiendas ecológicas).

– Cuando hagas la compra, pídele a tu charcutero, carnicero y pescadero que te envuelvan los alimentos en papel y no en bandejas cubiertas con film transparente.

– Consume frutas y verduras de temporada.

Aprovecha la luz natural lo máximo posible y calienta algunas habitaciones con la luz del sol que entra por la ventana.

– En verano y en invierno, mantén las persianas bajadas durante las horas de más calor y más frío (respectivamente) si no necesitas la luz que entra. Esto ayudará a mantener una buena temperatura en tu casa.

– Utiliza pilas recargables. Puede que al principio sean más caras que las normales, ¡pero se amortizan pronto!

Desenchufa todos los aparatos que no uses. Muchas veces dejamos conectado el cargador del móvil, o incluso una lámpara que sólo usamos una vez al día.

– Siempre que sea posible, muévete en transporte público, bici o caminando.

Elije el vidrio frente a las latas o el plástico.

¡Recicla!

– No pongas la lavadora, la secadora o el lavavajillas hasta que estén llenos.

Reutiliza el papel, no lo tires sólo porque hayas escrito en una esquina de arriba.

Reduce la cantidad de carne en tu dieta, su producción es muy contaminante.

Descongela los alimentos con tiempo, así evitarás usar el microondas.

¡Cuéntale esto a tus amigos!

Con estos pequeños detalles de diario, conseguirás llevar un modo de vida más sostenible, y además comprobarás que ahorras dinero. Es muy sencillo, y ya sabéis lo que se dice “la vida empieza donde acaba tu zona de confort”. El planeta entero estará muy agradecido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s