El efecto en cadena de la deforestación

Laura Sáez

La naturaleza es un sistema perfectamente interconectado. Un mínimo cambio local, produce, en efecto dominó, cambios a escala global. Ya lo hemos visto en el Gran Arrecife de Coral, y la deforestación amazónica vuelve a ponernos de cara a esta reacción en cadena.

Foto de ecoosfera

Foto de ecoosfera

La zona amazónica está cubierta, en su mayoría, por áreas boscosas de clima húmedo tropical, de las cuales, algo más del 17% están bajo la protección del Sistema Nacional de Áreas Protegidas. Y, aunque durante varios años se avanzó muy positivamente en este aspecto, los agricultores, leñadores, mineros y constructores de la zona, literalmente, arrasan con lo que tengan delante. Las cifras hablan por sí solas: entre agosto de 2010 y abril de 2011 se produjo un aumento del 27% en la tala de árboles, y la ministra de medio ambiente de Brasil, Izabella Teixeira, afirma que de 2012 a 2013 la deforestación ha aumentado un 30%.

Esta elevada deforestación reduce a biodiversidad. Según un estudio publicado en la revista Science las palmas producen semillas más débiles que, en ocasiones, no llegan a germinar, y los científicos creen que esto se debe a que han desaparecido, de las áreas más afectadas, las aves con los picos grandes para romper las semillas más fuertes.

Pero no sólo esto, los investigadores de la Universidad de Leeds, Inglaterra, y del Centro de Ecología e Hidrología del Consejo de Investigaciones británico, afirman que la deforestación afecta a las precipitaciones de lugares que se encuentran a kilómetros de la selva amazónica. Lo que causa esta situación es que el aire que pasa sobre la zona tropical produce el doble de precipitaciones de las zonas, cercanas y no tan cercanas, con poca vegetación, según un estudio de la revista Nature. Esto implica que si la deforestación continúa a este ritmo, según las estimaciones, para 2050 las precipitaciones se reducirían un 21% en la estación seca.

Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay son los países que más se verían afectados por este fenómeno. La explicación es muy sencilla, y conocida por todos: las plantas devuelven la humedad al ambiente mediante el proceso de evapotranspiración, de modo que a menos vegetación, menos precipitaciones.

Como siempre, no todo está perdido, y una vez más, está en manos de las personas impedir el avance del cambio climático.

Anuncios

Un comentario el “El efecto en cadena de la deforestación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s