Los incendios forestales en profundidad

Sara Ramos

Año tras año arden miles de hectáreas a lo largo del territorio español y, año tras año continuamos impasibles ante tal desgracia. En lo que llevamos de 2013 se han registrado más de 2500 incendios, más de 7000 conatos y nada menos que 16 grandes incendios. Como resultado: 53.285,58 hectáreas verdes convertidas en carbón. ¿Hace la administración todo lo que puede para evitarlo? ¿Sabemos todo acerca de los incendios? ¿Qué medidas se toman?

Aún no se ha hecho un balance, pero este año el terreno está más húmedo y ha ardido menos terreno que el año pasado”. Esto es lo primero y único que nos dicen desde el Gabinete de Prensa del Ministerio de Agricultura. Y ese es el problema: no podemos centrarnos en que la cantidad de terreno que ha ardido es menor, sino en que sigue siendo una auténtica barbaridad. La friolera de 532 855 800 metros cuadrados. Casi tres meses después de esta consulta telefónica aún estamos esperando que nos respondan a unas preguntas que enviamos por correo sobre incendios forestales.

Según los datos provisionales proporcionados por las Comunidades Autónomas, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha obtenido algunas cifras no definitivas con las que ha podido elaborar cierta información acerca de los incendios ocurridos hasta el 30 de octubre de este año. Estos datos se envían semanalmente desde julio hasta septiembre y mensualmente el resto del año. Hemos intentado comunicarnos desde Eco2 con varios parques naturales y en todos hemos recibido respuestas cortantes, secas y que nos destinaban al Ministerio o a subdelegaciones regionales.


WWF. Algunos derechos reservados

Lo que los datos reflejan es que ha habido, por ahora 16 grandes incendios -aquellos cuya superficie afectada es mayor de 500 hectáreas -, 2556 incendios -entre 10 y 500 hectáreas afectadas -, y 7186 conatos -fuegos menores a 10 hectáreas. Es cierto que los números son ligeramente esperanzadores si lo comparamos con años anteriores, pero eso no significa que sigan siendo datos realmente preocupante. Para tener una idea aproximada, el área total dañada es más de cinco veces la superficie de la ciudad de Barcelona.

En cuanto al lugar dónde se han producido los siniestros, el Ministerio divide el territorio español en cuatro zonas: Noroeste, Comunidades interiores, Mediterráneo y Canarias. Más de la mitad de los incendios han tenido lugar en el Noroeste peninsular, que engloba Galicia, Asturias, País Vasco y las provincias de León y Zamora. Por su parte, los incendios en Canarias tan sólo suponen el 1.16% del total. El resto se divide entre el Interior y la Zona mediterránea.

AA Gráfico

Sin duda, el mayor problema es el de los grandes incendios forestales, puesto que el 41% de la superficie forestal afectada se quema en el 0.2% de los incendios, según datos de WWF. Esta ONG también aporta otros datos interesantes, como el hecho de que el 87% de la superficie forestal española carece de planes de gestión.

Tanto WWF como el Ministerio ofrecen un dato muy llamativo: la mano del hombre está detrás del 96% de los incendios, bien sea intencionadamente o no. Según el último informe completo realizado por el Gobierno en 2011 se sabe que el rayo es la única causa totalmente ajena a la actividad humana que ha abierto fuegos en España; los siniestros intencionados suponen el 61,47% del total y le siguen los causados por negligencias o accidentes, con un 20,66%. Pero, realmente, ¿por qué no incendiar un monte? Según un informe de WWF y la Fundación AXA entre 2010 y 2011 tan solo se identificó al 9% de los causantes y, si nos centramos en los intencionados, se reduce al 1,5%.

El Código Penal en su artículo 352 establece las penas para los causantes: “Los que incendiaren montes o masas forestales serán castigados con penas de prisión de uno a cinco años y multa de doce a dieciocho meses”, con penas más grandes si pone en peligro la vida o la integridad física de las personas. A esto se le añade que, por regla general, una persona sin antecedentes condenada a dos años o menos no llegará a entrar en la cárcel, así que en muchos casos los culpables casi no reciben sanción.

Todos los años los desastres forestales a causa de los incendios se convierten en el “tema” del verano y luego vuelve a desaparecer . Parece que se omite la continuidad de este hecho, y que en un año la superficie quemada no se regenera. En los últimos diez años se ha quemado casi un millón y medio de hectáreas. No obstante estos datos no son exactos, porque los gobiernos de algunas Comunidades Autónomas, como es el caso de Galicia, no da información acerca de incendios de menos de 20 hectáreas, por lo que todos los años hay una parte del territorio quemado que no se conoce.

Andrea Booher. Imagen de dominio público (FEMA)

Con quien si hemos podido contactar ha sido con Miguel Ángel Cela González, Subdirector general de Prevención y Defensa de Incendios Forestales de la Xunta de Galicia que nos ha contestado a varias preguntas y ofrecido información interesante que se ha utilizado para este reportaje. Entre los datos que aportó destaca el hecho de que aproximadamente el 98% de la propiedad gallega forestal es de propiedad particular, por lo que normalmente son los propietarios los que tienen que realizar la restauración de estos terrenos. Esto conlleva que, sin duda muchos de ellos no pueden, no quieren o no les conviene que esos terrenos se restauren y, si el Gobierno tampoco hace nada por ayudar a esa reforestación, es bastante complicado que se restauren todos, como también lo es conocer la cantidad de terreno restaurado. No obstante, como también ha puntualizado Cela, la administración, en caso de considerarlo necesario, podrá aplicar el artíuclo 64 de la ley 7/2012 que reza “La Administración forestal establecerá, en caso necesario, medidas de obligado cumplimiento encaminadas a restaurar los montes afectados por incendios forestales, catástrofes naturales, vendavales, plagas, enfermedades u otros eventos […]”. Sin embargo a lo que no ha respondido es al presupuesto que se destina anualmente a la prevención de incendios.

Los últimos datos definitivos del Ministerio datan de 2011, en el informe que presentan, se observa como Galicia llegó a tener 210 siniestros activos, concretamente el día 16 de octubre, cuando ya pasa la temporada en la que los montes son más propensos a quemarse; es un dato escalofriante, puesto que el Noroeste peninsular es una de las zonas con mayor riqueza de espacios vegetales y territorios verdes y en 2011 fue la Comunidad con más incendios activos a la vez, seguida muy de lejos por Asturias, con 74, también una de las zonas más ricas en lo que a vegetación se refiere. En ese año, salvo cuatro, el resto de grandes incendios se produjeron en estas dos Comunidades.

Lumes nunca máis (fuegos nunca más). Manifestación para pedir un mayor control de los incendios en Galicia. Foto de Galiza Contrainfo. Algunos derechos reservados

Causas de los incendios forestales

El amentado informe de WWF y la Fundación AXA nos habla de las principales causas de los incendios forestales y de su expansión.

Por un lado está el abandono de las actividades tradicionales del monte. Las actividades del sector primario en los montes supusieron cambios en el paisaje tradicional y el incremento de la densidad de árboles de poco diámetro. Además, para favorecer diversas explotaciones como la maderera o la del papel se repoblaron muchísimos terrenos con vegetación autóctona y no autóctona de rápido crecimiento, pero que empobrecía el suelo, como ciertas variedades de pino y eucaliptos. El abandono de estas zonas de explotación a partir de los años ochenta  ha dejado hoy miles de hectáreas que no se corresponden con los paisajes autóctonos naturales y en los que impera una ausencia absoluta de planificación y gestión forestal.

Otro causante es el abandono de las actividades agrarias. Es decir, el abandono de cultivos y el cese del pastoreo libre, sustituyéndolos por pastos estabulados e invernaderos hizo que se abandonasen más de dos millones y medio de hectáreas; de estas, más de un millón no han sido catalogadas ni se les ha adjudicado un uso alternativo, se han convertido en superficies abandonadas y reina una ausencia de gestión en ellas, son pasto de posibles incendios.

En tercer lugar mencionan la vulnerabilidad a escala paisaje. De ello explican que “el cese de las actividades forestales y el abandono agrario, en un marco de ausencia de políticas territoriales y forestales serias que organicen coherentemente los usos y aprovechamientos, han contribuido a una intensa modificación del paisaje y a que la superficie forestal presente una altísima continuidad horizontal y vertical, marcada por una excesiva densificación de pies que incrementa la probabilidad de sufrir incendios de copas de alta densidad”. De hecho existen evidencia científicas que evidencian la vulnerabilidad de las masas abandonadas. Aquí WWF puntualiza que considera que la solución hay que buscarla en las administraciones públicas, para que impulsen políticas que hagan una buena planificación forestal.

A pesar de todo esto hay que mencionar que la cantidad quemada, aunque sigue siendo una barbaridad, como se dijo a comienzo del reportaje, es muchísimo menor que años anteriores, las mejores cifras desde 2010.

Es inevitable relacionar alguna noticia con alguna época del año; en septiembre todos los telediarios hablan de la “vuelta al cole”, en diciembre de la ilusión de los niños con Papá Noel y en verano esa noticia típica es la centrada en los fuegos. Dejemos de ver los incendios forestales como una de esas noticias pasajeras que se nos ofrecen todos los años y démonos cuenta del verdadero problema que suponen. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s