Desmitificando la energía nuclear

Andrés Stumpf

La energía nuclear puede ser extremadamente dañina para el medio ambiente, principalmente por accidentes como el de Chernóbil, o el más reciente de Fukushima que, aunque escasos, cuando ocurren, provocan un impacto catastrófico e irreparable.

Hay tener en cuenta, además, los residuos radioactivos, resultado de la generación  de este tipo de energía, y con los que aún se está investigando qué hacer. De momento, estos dañinos compuestos se almacenan protegidos con la confianza de que no lleguen a entrar en contacto con ningún organismo vivo. En España, de esta actividad se encarga la Empresa Nacional de Residuos Radioactivos (ENRESA), también responsable de toda la investigación en esta materia.

Con estos inconvenientes, el principal motivo por el cual aún no ha desaparecido totalmente el uso de centrales nucleares reside en la creencia de que se trata de una forma barata de generar energía, algo desmentido por numerosos estudios y organizaciones.

La energía nuclear puede parecer económica en un primer momento, pues reduce enormemente el coste del consumo de combustibles en su generación, limitándolos únicamente al transporte por carretera de la energía. Sin embargo, la vida útil de las centrales nucleares ronda únicamente los 40 años y, además, requieren una brutal inversión para su construcción y puesta en marcha, que no llega a amortizarse salvo con subvenciones estatales.

Tampoco es cierto que la energía nuclear reduzca la dependencia energética, cáncer de la balanza comercial española, pues únicamente sustituye los combustibles fósiles por uranio enriquecido, del cual España tiene que importar el 100% del consumo total. De igual manera, también son extranjeros los diseños de los reactores, las patentes para su fabricación… todo importaciones que afectan negativamente al saldo comercial nacional.

Además, la nuclear es, según datos de Comisiones Obreras (CCOO), sindicato español; la que menos puestos de trabajo genera por unidad de energía producida. Las energías renovables generan diez veces más empleo directo que este tipo de energía, por lo que su valor social es también mucho menor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s