Cerámica para limpiar la atmósfera

Laura Sáez

Las ciudades son uno de los principales focos de emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Uno de estos gases son los óxidos de nitrógeno (NOx), que producen serios problemas de salud a la población y tienen efectos muy negativos en el medio ambiente. Los medios de transporte son grandes emisores de estos gases. La empresa Ceracasa, de cerámica, nos propone una solución.

Se llama BionicTile®, y es un tipo de cerámica inspirada en las plantas. Su superficie es rugosa y con numerosas estrías que permiten que se produzca una reacción química que vuelve inocuos los NOx. Gracias a un esmalte catalizado patentado que, al estar en contacto con la luz solar y la humedad ambiental, transforma las partículas de NOx y HNO3, BionicTile® limpia y mejora la calidad del aire de las ciudades.

BionicTile y Lifewall

BionicTile y Lifewall

La investigación comenzó en 2007, con la colaboración de Ceracasa y FMC Foret. Durante los primeros meses, FMC y el Instituto de Tecnología Química de la Universidad Politécnica de Valencia desarrollaron los catalizadores adecuados para la cerámica. A continuación, Ceracasa los aplicó a sus productos y desarrolló unos métodos de fabricación viables.

Se han realizado 153 pruebas del producto a nivel semi-industrial además de los pertinentes ensayos usando variables que afecten a la reacción y al rendimiento del producto. El experimento realizado por la UPV determinó que las piezas son capaces de descomponer 25,06 microgramos de partículas nocivas por metro cuadrado de fechada y hora de actividad. El Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM) realizó un ensayo que consistió en reproducir las condiciones de la atmósfera de una gran ciudad para así comprobar el efecto descontaminante del producto. Los resultados de ambo

s estudios son totalmente favorables, siendo el producto capaz de transformar los NOx en NO inertes, gases sin efectos nocivos, siempre y cuando esté en contacto con la radiación solar.

Fijándose en la textura de las plantas y en el proceso de intercambio de CO2 y O2, los investigadores concluyeron que la superficie del producto debía ser irregular pero uniforme, para que así “potenciara su función pero también le diera un tacto agradable y facilidad de limpieza”, explican desde Ceracasa. Para obtener un rendimiento aún mayor, BionicTile® puede combinarse con Lifewall, un sistema modular para fachadas vegetales. Con este sistema se pueden generar microclimas más frescos en las fachadas de los edificios. Al ser combinados, Lifewall aprovecha los nitratos que BionicTile® transforma como abono.

El producto ya se está usando en un edificio deportivo del Raval universitario de Castellón de 311 m2 que, según las estimaciones de Ceracasa, es capaz de limpiar el aire que respiran 1.300 personas al año. El edificio comenzó a construirse en marzo de 2010, y en la actualidad el producto ya se está introduciendo en otras construcciones como hoteles o edificios de oficinas.  Ese mismo año BionicTile® y Lifewall entraron en la lista de los diez productos más ecológicos del año; este es sólo uno entre los muchos reconocimientos que el producto ha recibido desde su presentación en 2009.

No necesita un mantenimiento especial y sus resultados son cuantificables, continuos e inmediatos. Sin duda, es un gran avance dentro de la arquitectura sostenible que nos guía hacia un modo de vida más saludable y respetuoso con el medio ambiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s