¿Un café? Reutilízalo de 10 maneras

Virginia Villaplana

En Europa conocemos el café desde hace cinco siglos, pero además de su popularidad como bebida estimulante, aporta otros muchos usos y propiedades:

1. Potencia la memoria

Tomar una taza de café tras un esfuerzo memorístico, como puede ser el estudio para un examen, ayuda a recordar mejor al día siguiente. Esta propiedad ha sido demostrada tras un estudio de la Universidad Johns Hopkins y ocurre así porque la cafeína, además de mantenernos despiertos, puede potenciar la memoria hasta 24 horas después de haberla consumido. Por ello, en lugar de tomar un café antes de estudiar, quizá haya que tomarlo después.

 2. Elimina los malos olores

Los restos de café pueden servir como neutralizadores del olor. Al terminar de cocinar, frotar las manos con un puñado de café y enjuagarlas después con agua tibia funciona a la perfección para deshacerse de esos molestos olores a ajo o cebolla. Incluso, si es la nevera lo que ha absorbido malos olores, podemos hacerlos desaparecer introduciendo un vaso lleno de posos de café en el interior del frigorífico.

También su poder de eliminar olores se puede aplicar en los desagües, donde además, el café ayuda a desatascar. Para ello, es necesario verter por el desagüe agua hirviendo mezclada con media taza de restos de café.

3.  Abono natural

El café es muy beneficioso para las plantas, pues es rico en potasio, fósforo, magnesio y cobre, y libera nitrógeno al suelo a medida que se degrada. Por ello, se puede aplicar café directamente en la tierra para que crezcan aquellas plantas que requieran tierra ácida como las hortensias, es útil también como sustrato para cultivar setas y hongos, o se pueden mezclar los desechos de café con las semillas de hortalizas (especialmente aporta resultados muy positivos con zanahorias y rábanos).

4. Reduce la celulitis

La cafeína es un ingrediente utilizado por muchos cosméticos anticelulíticos, pues mejora el metabolismo de las grasas y por tanto, reduce la aparición de bolsas de grasa –o celulitis- bajo la piel. No obstante, muchos cosméticos contienen ingredientes antinaturales y poco saludables y además, son caros. Pero podemos aprovechar el alto contenido en cafeína del café y elaborar nuestra propia crema anti celulitis mezclando restos de café usado con aceite de coco. Aplicar esto con movimientos circulares y luego retirar con agua es un tratamiento eficaz, ecológico y económico.

5. Luminosidad en el cabello y tinte natural

Un cabello castaño o moreno puede conseguir una gran luminosidad gracias al café como tinte natural. Para ello es necesario preparar 2 o 3 tazas de café natural fuerte y dejarlo enfriar, colándolo si fuera necesario.  Tras lavar el pelo, se enjuaga con el café, masajeando suavemente. Hay que dejarlo actuar durante 5 minutos o más tiempo si se busca un color más oscuro y para terminar, se aclara con agua. Este tratamiento se hace una vez a la semana para obtener mejores resultados.

Los pigmentos naturales en el café pueden usarse igualmente para teñir tela o papel. Basta con remojar un tiempo la tela o el papel en un poco de café.

 6. Exfolia y broncea la piel

La textura del café molido actúa para remover las células muertas de la piel y la estira, además de actuar como anticelulítico. También le aporta un color dorado a la piel al aplicarlo durante la ducha.  Para elaborar un exfoliante casero a base de café hay que mezclar una cucharada de café molido (puede ser café usado y seco, pero se recomendaría café nuevo en este caso) con media cucharada de aceite de oliva y, opcionalmente, una gota de aceite corporal.

 7. Repele hormigas, gatos y pulgas

En lugar de utilizar productos más nocivos, simplemente se puede recurrir a espolvorear café usado por las zonas donde se quiera evitar que transiten estos animales. Incluso, es más eficaz al mezclar el café con cáscaras de naranja y limón. En el caso de evitar las pulgas en nuestra mascota, podemos frotar los posos de café húmedo a través de la piel del animal después de su baño.

8. Producto de limpieza

Mezclar los restos de café con jabón funciona, además de para desatascar tuberías, como un gran producto de limpieza casero, ya que el café es ligeramente ácido. Por tanto, es de gran utilidad para la limpieza de superficies como encimeras, cocinas y neveras o incluso como friega-platos.

 9. Ambientador

Los granos de café o incluso el café usado ya seco funcionan como un excelente ambientador, que se puede elaborar en casa de manera muy sencilla sin necesidad de comprar ambientadores prefabricados.

10. Decora

Por último, se pueden aprovechar los granos de café como elemento decorativo para rellenar jarrones o mezclar con otros materiales, lo que funciona, además, de ambientador, como ya se ha mencionado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s