Grand Cancún, la primera isla artificial

Laura Sáez

Cancún es la capital del turismo en la zona del Caribe, pero esto sólo es una realidad desde hace 46 años. Antes, este paraíso era sólo una localidad pesquera que, con la llegada de los hoteles de lujo, cambió por completo sus bases económicas. En el año 2020 se celebrará su cincuenta aniversario, para lo cual ya se están planeando todo tipo de eventos.

Foto de Grand Cancún Proyect. Todos los derechos reservados.

Foto de Grand Cancún Proyect. Todos los derechos reservados.

Entre las propuestas está Grand Cancún, una plataforma marina autónoma que se construirá a unas decenas de metros de la costa. Es decir, una isla artificial sobre el mar que será completamente ecológica. Su arquitecto, Richard Moreta Castillo, la ha diseñado haciendo honor al significado de Cancún (kaan kun, nido de serpientes) y la leyenda maya del dios serpiente. Así, la estructura que imita a este reptil emana del agua y asciende hacia el infinito, representando la fusión entre los mayas y esta nueva metrópolis.

Esta isla no va a depender en absoluto de los combustibles fósiles: está provista de paneles solares y torres verticales con turbinas eólicas que la permitirán funcionar de manera autónoma, y su principal función es la de limpiar las aguas del Caribe. Para esto, contará con un sistema de recogida de las aguas de lluvias, que son abundantes en esta zona. Esta agua será reciclable y reutilizable y se combinará con una miniplanta de desalación de ósmosis inversa. Con todo esto, Grand Cancún será la primera plataforma marina artificial con cero emisiones de CO2 que explota sus recursos naturales de manera sostenible.

No es la primera vez que su arquitecto trabaja en un proyecto de arquitectura verde, pues colaboró en otros como Wind Tower. La megaconstrucción se ha diseñado de modo que puede albergar centros comerciales, cines, hoteles, tiendas y demás establecimientos que aseguran el confort de sus inquilinos.

La primera planta contará con un laboratorio biológico y un departamento universitario que estudie la sostenibilidad ambiental, junto con la miniplanta de desalación. En total, contará con diez zonas, con zonas residenciales, centros de ocio, un pódium para exhibiciones, una sala de máquinas, un hotel submarino y una playa privada, entre otras cosas.

Sin duda, estamos ante un proyecto de arquitectura ecológica muy ambicioso que abrirá camino a otras ideas similares que prometen ser el futuro de las ciudades. Habrá que esperar a 2020 para poder ver el resultado de esta isla que le ha conseguido a Moreta el premio de arquitectura hotelera Radical Innovation in Hospitality Award y el primer premio de Arquitectura Nacional de la República Dominicana 2012.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s