El punto de partida está en nuestro bolsillo

Virginia Villaplana

Se dan muchos casos de personas concienciadas del daño que estamos causando al planeta que están totalmente dispuestas a actuar a favor del medio ambiente. Sin embargo, se enfrentan al problema de no saber de qué manera pueden ayudar, además de haciendo los típicos ahorros energéticos domésticos o reciclando en casa.

Pues lo cierto es que la línea de salida en la carrera ecológica es el consumo. Mediante nuestro consumo se puede hacer una gran labor por el medio ambiente, ya que se trata de una cadena: cuando se da una iniciativa de comercio ecológico, el consumidor puede elegir dejar de comprar aquellos productos más contaminantes o fabricados con materias primas en proceso de agotamiento o tóxicas que consumía, y optar por los productos ecológicos, acción que frenaría la producción de aquellos bienes o servicios menos amigos del medio ambiente. Esta decisión del consumidor es de vital importancia porque las leyes del mercado harían que al incrementarse la demanda de productos ecológicos, fuese necesario también elevar la oferta, y se crearían nuevas iniciativas empresariales o las ya establecidas se verían obligadas a reinventar su producción hacia el lado verde.

Es cierto que los precios en el sector ecológico son, en líneas generales, más altos (aunque a veces la diferencia es mínima). Pero si se diese esa mayor demanda de productos respetuosos con el medio ambiente, entonces los precios también se reducirían.

Hemos mencionado que lo principal para poder elegir productos ecológicos es que exista primero una iniciativa empresarial que los ofrezca. Pero entonces vuelve a haber un problema. La mayoría de consumidores apenas conoce establecimientos que ofrezcan productos elaborados de manera respetuosa con el planeta. Son más comunes y conocidos los mercados con alimentación ecológica, pero ¿y si necesitamos un vestido y un par de botas?, ¿dónde podemos encontrar una oferta amiga del medio ambiente?. Hablamos de dos de las más exitosas iniciativas reconocidas por la Red emprendeverde:

FOX FIBRE Colorganic

Frente al problema que plantea el uso de algodón convencional (y los plaguicidas empleados en su cultivo), y de tintes químicos y otros tóxicos, se hacen necesarias iniciativas como Fox Fibre Colorganic. “Nuestros productos Fox Fibre son 100% algodón orgánico. Utilizamos únicamente los colores naturales que nacen en la propia planta: crudo, marrón y verde”, afirman. Están especializados en textil orgánico, pero también ofrecen cosmética natural, productos de limpieza respetuosos con el medio ambiente, telas y tejidos, ropa de hogar e incluso muebles para tiendas.

Su oferta incluye productos como éstos, cuyos precios quizá sean algo más altos de lo normal, pero que están fabricados con algodón orgánico y con colores naturales:

La tienda oficial está en Girona, pero se pueden encontrar algunos de sus productos en diversos establecimientos repartidos en varios puntos de España o incluso a nivel internacional, y especialmente, se dedican a la venta online.

ECOZAP

Esta tienda ofrece zapatos no contaminantes en su producción ni degradación, materiales orgánicos beneficiosos para el contacto con la piel y de mayor comodidad y flexibilidad que los cada vez más comunes zapatos de plástico que se ofertan en mercados convencionales. Además, a través de su filosofía ecológica intentan que el calzado sea más duradero, para así disminuir la obtención de recursos naturales y deshechos, actuando así en contra de la cultura actual de “usar y tirar”. Tienen incluso una sección de zapatos reciclados.

En su transporte tratan de emitir menor cantidad de CO2 a la atmósfera, y para ello recurren a modelos fabricados lo más cerca posible (España o Portugal), o en caso de estar fabricados fuera, son zapatos de Comercio Justo.

Actualmente la venta de calzado se realiza exclusivamente online, aunque entre 2007 y 2009 Ecozap contó con una tienda en Madrid. La página web también trata de ser respetuosa con el medio ambiente, y compensa las emisiones de Co2.

Algunos de los modelos que se pueden encontrar en Ecozap:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo cierto es que aún falta una mayor concienciación entre los empresarios que se lanzan al ecologismo, pues no existe todavía un gran número de establecimientos que ofrezcan productos 100% respetuosos con el medio ambiente. Pero en nuestra mano siempre estará el poder de la demanda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s