Alerta naranja por contaminación en el casi inhabitable Pekin

Sara Ramos

Según cuenta la agencia Xinhua, la agencia oficial de noticias del gobierno chino, hoy Pekín ha elevado su alerta amarilla por contaminación a un nivel superior, el de alerta naranja.

La contaminación pekinesa está causada por unas partículas PM2.5 –porque su diámetro es menor a 2.5 micras –la Organización Mundial de la Salud considera estas partículas de las más perjudiciales ya que, dado su pequeño tamaño, pueden introducirse en los pulmones y llegar al organismo de los seres vivos. Se considera peligroso tener una concentración igual o superior a 25 PM2.5 por metro cuadrado. Pekín tiene hoy y desde hace más de un mes  400 o 500PM2.5 por metro cuadrado o, lo que es lo mismo, entre 16 y 20 veces más.

El 16 de enero de este año ya se decretó la alerta amarilla en la ciudad y tan solo un mes después ha elevado el nivel de alerta a naranja, la segunda de mayor gravedad. Esto se ha debido a que se espera que una nube todavía más contaminante llegue en los próximos días. El gobierno ha instado a que niños y ancianos permanezcan en casa y ha recomendado a cualquier persona que escoja el transporte público antes que andar o ir en moto o bicicleta, pues están más tiempo en contacto con la contaminante polución que rodea todo.

Imagen de la polución pekinesa. Fotografía de green_kermit. Algunos derechos reservados

Tan alto es el nivel de partículas contaminantes y perjudiciales en la atmósfera que hasta la visibilidad es escasa hasta el punto de que hay zonas en las que no se superan los 500 metros de visibilidad y algunas autovías tuvieron que cerrar por el riesgo que conllevaba conducir en tales circunstancias.

Una de las principales causas de esta niebla contaminante son las políticas de desarrollo e industrialización masiva que ha estado elaborando China desde hace unos años hasta ahora. El gran dragón asiático, que se ha posicionado como la segunda economía a nivel mundial, tiene una gran dependencia del carbón, una fuente de energía altamente contaminante. Pekin se está convirtiendo lentamente en una ciudad inhabitable –hace un año se acercó a las 1000 PM2.5 por metro cúbico y aunque las autoridades chinas proponen planes y objetivo para luchar contra esto, parece que no están surtiendo mucho efecto: han prometido un gasto cercano a los 300.000 millones de dólares para reducir la contaminación; también se ha planeado el cierre de 300 fábricas después de un estudio que demostraba la peligrosidad de seguir viviendo en tales circunstancias; sin embargo no han puesto ninguna traba a que se celebre el Festival de la Linterna sin ningún tipo de restricción, un festival lleno de petardos y fuegos artificiales que agravaron la niebla durante los días que duró.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s