Existen seis depósitos de explosivos caducados en aguas españolas

Attua Alegre Paiz

El gabinete del Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada, Jaime Muñoz-Delgado, confirmó a  Manuel Ansede, compañero de Materia, que hasta el 1 de enero de 1995 las Fuerzas Armadas españolas estuvieron arrojando toneladas de explosivos caducados en seis vertedores submarinos repartidos por las aguas españolas.

“Foto de ___. Todos/Algunos derechos reservados”

“Foto de Materia. Algunos derechos reservados”

Estos vertedores, denominados oficialmente como “Zonas  de lanzamiento de cargas de profundidad y vertedero de explosivos” quedaron en el olvido después de que España se comprometiese a cumplir, junto a otros 86 países, el Convenio de Londres que pretende reducir la contaminación de los mares. Sin embargo, no existe información acerca de la cantidad y la naturaleza de la munición que almacenan estos depósitos; de hecho, el gabinete del almirante general solo concreta que se trata de munición convencional principalmente, la gran parte de ella depositada tras la II Guerra Mundial; es decir, minas, granadas, munición ligera… Ninguna institución española se ha encargado de retirar de las aguas los residuos, lo que supone un peligro medioambiental para la fauna y flora de nuestros mares en esos puntos.

Además del evidente daño que supone para los ecosistemas por exponer al medio metales pesados (plomo, antimonio, zinc, cobre), materiales explosivos y compuestos químicos, los obuses, minas y granadas también ponen en peligro la vida de la población que puede verse afectada por el desplazamiento de este armamento a las costas. Sin embargo, son los pescadores de las zonas los que podrían verse gravemente afectados al sufrir las explosiones de estos artefactos al atraparlos con sus redes. En concreto, las costas que se ven afectadas por albergar estos seis depósitos son: el Mediterráneo, que alberga dos puntos, el M-134 a cuatro millas de Cartagena y el M-135, cerca de las Islas Columbretes (entre Baleares y Castellón); por otro lado, el resto de contenedores se encuentran en el Atlántico, el E-133 a siete millas de Cádiz y el E-132 a 30 millas de esta ciudad; el C-136 se localiza a 13,5 millas del faro de la Isleta, en Gran Canaria, y el F-130 a 21 millas de Ferrol.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente también desconoce lo que se encuentra en el interior de estos depósitos. Sin embargo, de momento no se han tomado medidas al respecto, pese a que el Convenio sobre la protección del medio marino del Atlántico Nordeste – también conocido como Convenido OSPAR – haya alertado sobre el riesgo de contaminación en la zona. No obstante, el propio convenio explica que el daño ecológico es menor en los depósitos localizados en el fondo marino que los que se encuentran en tierra firme. El principal motivo por el cual no se han retirado estos deshechos militares corresponde al grave riesgo en las operaciones de limpieza al poder dañar al personal encargado y/o a los ecosistemas. Por lo tanto, lo más posible es que esas antiguas municiones continúen amenazando al fondo marino y a las poblaciones hasta que se desintegren de forma natural.

Anuncios

Un comentario el “Existen seis depósitos de explosivos caducados en aguas españolas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s