Rechazo ecologista al anteproyecto de la Ley de Montes

Sara Ramos

La mayor parte de grupos ecologistas españoles ya han alzado la voz en contra del Anteproyecto de la Ley de Montes para modificar la normativa actual que está llevando a cabo Arias Cañete desde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Greenpeace, Birdlife y Ecologistas en Acción dieron su negativa por primera vez a que este proyecto continuase  el 12 de marzo en el Consejo Asesor de Medio Ambiente y, desde entonces, continúan criticando duramente este proyecto que, entre otros cambios, dejará ocho millones de hectáreas sin ordenación forestal, según la Agencia EFE.

Bosque. Fotografía de Rufino Lasaosa. Algunos derechos reservados

Las ONGs ecologistas se quejan de que esta nueva Ley considera los bosques tan solo como un gran maderero, y no como el hábitat de muchas especies ni el papel vital que tiene la naturaleza. Por otra parte supone un paso atrás en la prevención de incendios, ya que permitirá construir en los suelos quemados antes de que transcurran los 30 años obligatorios actualmente (impuestos por la Ley de Montes de 2003, año en el que también gobernaba el PP); la modificación del artículo 50 permitirá a las Comunidades Autónomas hacer esto si se trata de algo de “interés general”.

Además, si antes los propietarios de plantaciones de pinos y de eucaliptos –especies normalmente no autóctonas que desertifican y dan acidez al suelo) – estaban sometidos a cierta regularización, ahora se permitirá mayor libertad y que cada quien pueda encargarse de sus parcelas como prefiera, sin estar sometidos a una autoridad. El anteproyecto también deja en manos de las Comunidades Autónomas decidir si continúan prohibiendo la circulación de vehículos a motor en las zonas forestales, algo que hasta ahora no estaba permitido a nivel estatal.

También es necesario resaltar que se planea dar más importancia a los cazadores que a otros ciudadanos que también hagan actividades lúdicas en los montes como la recolección de setas o el senderismo –en ambos casos, menos perjudiciales para la flora y la fauna que la caza -. El gobierno ha tratado con asociaciones de caza la posibilidad de prohibir la entrada a los montes los días en los que haya batidas para, según dicen los cazadores, favorecer la seguridad de todos.

Aunque el anteproyecto cuente con algunos puntos interesantes, como la intención de eliminar la “madera ilegal”, en general los ecologistas lo consideran una normativa “del siglo pasado” como dijo Greenpeace el día 21 que presenta un gran atraso con respecto a las leyes vigentes.

Enlaces relacionados:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s