Reutilizar es muy sencillo: portalápices cosmopolita

Virginia Villaplana

Hacer uno mismo sus propios objetos genera adicción. En ocasiones, aunque no se disponga de demasiado tiempo para hacer obras de arte, ese enganche por crear te mueve a buscarle una nueva vida a cualquier objeto poco usado que, de otra forma, sería tirado al cubo de la basura por falta de hueco para almacenar cosas.

En este caso, el objeto que iba a ser desechado era una hucha de propaganda de lacasitos que regalaban en el cine con la compra de un menú -de esos que cuestan casi el doble que la propia entrada- con palomitas y bebida. Lo cierto es que la colorida lata con forma de hucha desentonaba en cualquier estantería, pero podía destaparse y tenía un tamaño perfecto para guardar los bolígrafos y lapiceros en el escritorio. Así que, me puse manos a la obra en tres simples pasos:

1-DSCF5801

1. Elegir un papel de regalo curioso y original (¡ésta es la clave de un gran portalápices!).1-DSCF5803

2. Cortar y pegar (con pegamento de barra queda perfecto) alrededor de la lata y con cuidado en los bordes superiores.1-DSCF5808

3. Pintar el borde amarillo de la base (yo escogí el rosa porque va a juego con las paredes).

¡Et Voilà, la Tour Eiffel!

1-1-DSCF5825

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s