¿Y si se extinguiera El Rey León?

Laura Sáez

Concienciar a la población sobre la importancia de la conservación de las especies animales y vegetales no es tarea fácil. Combatir la extinción en una época en la que hay sobrepesca, caza indiscriminada y, además, amenazas ambientales y humanas para las especies, no es tarea fácil. Sin embargo, tanto la ciencia como las organizaciones ecologistas están manos a la obra tratando de afrontar este gran reto.

Son muchas las maneras posibles, desde utilizar la tecnología hasta aplicar ingeniería genética, pasando, por supuesto, por la legislación. Las ONG’s como Greenpeace llevan a cabo numerosas acciones activistas, pero también realizan una importante labor de concienciación. Entre sus campañas que persiguen este fin, se encuentra su reciente modificación del inicio de la película de Disney, El Rey León.

Su objetivo es mostrarle al espectador cómo sería un mundo sin animales, y para ello se ve cómo, poco a poco, van desapareciendo todos, encogiendo el corazón de aquel que lo esté viendo. La sensación que se queda en el cuerpo es de intranquilidad y vacío, por lo que el vídeo, de a penas un minuto y medio, consigue emocionar al público. En YouTube llegó a superar las 25.000 visitas en unas horas, y todos los comentarios coincidían en lo triste de la situación que refleja. ¿Nos pondremos todos de acuerdo para frenar aquellos actos que condenan a numerosas especies a la extinción?

El spot lo han realizado en conjunción con el Studio Smack, pero sin el consentimiento de Disney. Esto podría suponer problemas legales, tanto para la ONG como para el estudio, pues El Rey León es una de las marcas más rentables de la major estadounidense, y no sería de extrañar que iniciase los procedimientos pertinentes por utilizar las imágenes de la película con fines lucrativos y sin previo consentimiento.

Mientras tanto, quizá el vídeo consiga concienciar a aquellas personas que lleguen a él a través de la red de que la extinción es un problema real, y los seres humanos somos parte del problema. Escudarse bajo la “ley del más fuerte” ya no es una opción, pues especies como el lince ibérico han demostrado que, a pesar de su escasa variabilidad genética, son capaces de sobrevivir a los cambios del entorno. O, al menos, eran capaces. Hasta que llegamos los humanos y aceleramos el proceso de cambio y desestabilizamos el medio ambiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s