Si la educación es el futuro, empecemos a cuidarla

Virginia Villaplana – Artículo de Opinión

El mundo necesita un cambio. O mejor dicho, los seres humanos somos el único motor de ese cambio porque somos nosotros quienes hemos puesto patas arriba el orden natural de las cosas. Pero el asentamiento de un modelo social, económico y político que basa el desarrollo en el consumo, la producción masiva, el despilfarro y el dominio absoluto de los recursos naturales, hace que sea sumamente difícil que el cambio provenga de las generaciones adultas ya irremediablemente contaminadas con el modelo social dominante.

Sin embargo, para los niños, el planeta se abre ante sus ojos como algo nuevo desde el momento en que nacen. Y ese imaginario del mundo que se forman en su cabeza es responsabilidad de padres y educadores que tienen la labor de explicarles lo que ocurre a su alrededor desde una visión u otra, y quienes representan los modelos que los niños calcarán y seguirán en el futuro.

De ahí la importancia de la educación. Las críticas a los recortes en educación han llovido en estos últimos años. Es cierto que con escasez de personal, aulas y material se dificulta la capacidad de aprendizaje. ¿Pero qué hay de los contenidos impartidos? ¿Acaso no son la base de la educación? No se trata únicamente de formar en los colegios a contribuyentes en la estructura económica para lograr mantenerla. En realidad, hemos podido ver en España cómo se destruían familias por la crisis económica, todos hemos sido testigos de los enormes sacrificios de la población por algo tan simple en una “sociedad del bienestar” como es poder comer cada día, e incluso el modelo económico que tanto nos empeñamos en proteger ha sido causante de desahucios y despidos que han desencadenado en varios casos -silenciosos en la mayoría de las ocasiones- el final más terrible al que se puede enfrentar una persona: el suicidio. Estamos equivocados. La supervivencia de la especie humana no depende de la persistencia de un modelo económico. Ni siquiera del dinero, pues sólo son convenciones abstractas a las que ha llegado la sociedad. Sin embargo, hay cuestiones físicas más profundas como la necesidad de agua potable y alimentos, de aire no contaminado para poder respirar, de una capa de ozono sana que proteja la Tierra, o de un ecosistema que funcione naturalmente, que sí suponen realmente una necesidad para poder sobrevivir.

La base de la enseñanza tanto en colegios como en hogares debería estar enfocada a la conservación del Oikos en general, de eso que llamamos hogar que es sobre todo medioambiental y no sólo económico. Y quizás la parte más importante de la educación no esté tanto en las aulas, y se concentre más en los juegos y el ocio. ¿Qué futuro nos espera con una generación que ha pasado la mitad de su infancia comprando vestidos de forma compulsiva en la Nintendo DS o ametrallándose virtualmente entre palabrotas, sangre y guerra? ¿Es eso lo que deseamos ver en el mundo dentro de unos años?

En realidad existen iniciativas que van mucho más allá del ocio infantil comercial y que pretenden cumplir con la misión que nos toca a los adultos de hoy: educar para un futuro mejor.

  • Animalia Je T’ aime

 El teatro infantil lleva consigo los elementos necesarios para educar desde la fascinación, el arte y la belleza a los más pequeños. En este caso, se trata de un espectáculo donde niños de entre 0 y 3 años entrarán en un colorido mundo donde podrán empezar a entender la importancia de los animales y la naturaleza. Además, la entrada solo cuesta 4€.

  • Gymkhana de la felicidad

Un taller para sacar esa creatividad que todos los niños están deseando descubrir en sí mismos. Comienza con la visita a la exposición La Villa de los Papiros, donde descubrirán cómo se hacían los libros antiguos. Después los niños pueden construir ellos mismos su jardín de la felicidad y se divertirán decorándolo mediante técnicas sencillas de estampación y grabado para después jugar en el espacio que han creado, pues como afirman los organizadores del evento, “jugar es lo que nos hace realmente felices“. La próxima fecha es el sábado 26 de abril y la actividad es gratuita en la Casa del Lector. 

  • Minimúsica

Desde la música también se puede educar en casa. Los CDs de Minimúsica son una opción de ocio para despertar en los niños el poder de imaginar mediante canciones, a la vez que aprenden de manera divertida. Pueden conocer los distintos medios de transporte que existen, cómo afectan al medio ambiente y las ventajas de los transportes sostenibles; o aprender sobre las diversas especies de animales y sus características, y reflexionar sobre lo que supone tener una mascota en casa o las situaciones de riesgo de algunos animales; o incluso a través de las canciones pueden conocer hábitos de alimentación saludables.

CDs de Minimúsica en evento en Madrid | Foto por: Espacio CAMON |Algunos derechos reservados

CDs de Minimúsica en evento en Madrid | Foto por: Espacio CAMON |Algunos derechos reservados

Evento de Minimúsica en Madrid. |Foto por: Espacio CAMON |Algunos derechos reservados.

Evento de Minimúsica en Madrid. |Foto por: Espacio CAMON |Algunos derechos reservados.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s