Las nuevas tecnologías se hipotecan con el medio ambiente

Virginia Villaplana

La mejora de rendimiento que están ganando los nuevos dispositivos electrónicos no es gratuita para el medio ambiente. Así lo explica el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales (Natural Resources Defense Council) en su estudio sobre el uso energético de la nueva generación de videoconsolas. El estudio se ha enfocado sobre el consumo energético que hacen las nuevas videoconsolas, concretamente la Xbox One de Microsoft y la PlayStation 4 de Sony, y los resultados son bastante preocupantes: los nuevos modelos gastan tres veces más electricidad que las videoconsolas anteriores.

Este incremento del consumo energético es debido a que los nuevos dispositivos también han aumentado su rendimiento (a nivel de procesamiento), así como las funciones que incorporan. Si estas nuevas videoconsolas sustituyen a las antiguas, se estima que se comenzarán a gastar unos 11.000 millones adicionales de kW/h de electricidad al año.

Teniendo en cuenta la popularidad de las videoconsolas en los hogares, estaríamos ante un problema, pues ha llegado un punto en el que reducir el uso de videojuegos sería una tarea de enorme dificultad. Como ejemplo ilustrativo, podemos ver cómo aproximadamente el consumo energético del total de videoconsolas de Estados Unidos es aún superior a la energía consumida en todos los hogares de Houston, la cuarta ciudad más grande del país.

Por ello, para lograr un equilibrio entre nuevas tecnologías y conservación del medio ambiente, se precisa que a la par del desarrollo de dispositivos en cuanto a rendimiento, se produzca un desarrollo en cuanto a la incorporación de sistemas que reduzcan la energía necesaria para su funcionamiento. De hecho, estos sistemas de mayor eficiencia energética ya existen y los dispositivos que los llevan incorporados aparecen señalizados con el logotipo ENERGY STAR® para garantizar que sigue los criterios de energía de la EPA, y cuando está encendido, en espera y apagado utiliza menos energía que otros modelos similares.

En el caso de la industria de videoconsolas, la responsabilidad no es de los consumidores, puesto que no tienen tal opción sostenible. Se trata de una responsabilidad de las compañías electrónicas, quienes deberían invertir en el medio ambiente.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s