La basura de las aguas europeas

Sara Ramos

Un reciente estudio internacional ha expuesto que los martes de Europa se están convirtiendo rápidamente en basureros. El trabajo fue publicado por la revista científica PLOS ONE y es el más amplio y exhaustivo de los existentes hasta ahora. En él, que analiza las aguas del Mediterráneo al Ártico –desde la plataforma continental europea hasta la dorsal mesoatlántica) – desde los 35 metros hasta los 4500, se revela que la situación de algunos puntos marinos es extremadamente preocupante: metales, cristales, plásticos y herramientas de plástico se están convirtiendo en algo cada vez más común en el fondo marino.

Marine Litter Distributuion an density in Euroean Seas, from the Shelves to Deep Basins (Distribución y densidad de la basura marina en los mares europeos, de la superficie a las fosas abisales) es el nombre de este estudio en el que ha participado un total de 15 organizaciones de diferentes países, entre los que se encuentra el CSIC, y fue dirigido por el Centro del IMAR (Universidad de las Azores), aunque es un resultado de la unión de dos proyectos anteriores: el Mapping the Deep Project (Universidad de Plymouth) y el europeo Hermione (National Ocenography Centre del Reino Unido), que durante 13 años estuvo rastreando los fondos marinos del Mediterráneo y del Atlántico.

Densidad de basura encontrada en diferentes puntos de las aguas europeas. PLOS ONE. Algunos derechos reservados

El estudio ha hecho visible un problema que ya era predecible: que en los mares europeos la cantidad de deshechos es excesiva, alarmante y no permisible. Se ha encontrado basura en todas las superficies analizadas, que va desde una caja con una balsa salvavidas hasta un lavabo de cerámica completo, aunque lo más frecuente es encontrarse residuos plásticos, que conforman el 41% de los residuos encontrados, seguido de cerca por los artefactos de pesca (34%). Estos residuos revelan que algunos de los restos que se han encontrado tienen un siglo de antigüedad o más, porque pertenecían a embarcaciones de vapor o de carbón, que ya no navegan por aguas europeas, es lo denominado como “depósitos de escoria” o, lo que es lo mismo, residuos del carbón quemado por los barcos.

Es un tema preocupante: durante décadas, incluso siglos el ser humano ha dañado constantemente el fondo y la superficie marina y se ha dado cuenta cuando la situación es prácticamente insostenible: los animales mueren ahogados por tragar restos de plástico o desnutridos porque les obstruye su aparato digestivo, sin contar que muchos se quedan atrapados en redes antiguas que también han acabado abandonadas en el mar, fenómeno conocido como pesca fantasma.

El mar Mediterráneo presenta una situación todavía más extrema, ya que en algunas zonas llegaron a encontrar más residuos no orgánicos que biomasa. Aquí, la zona con más basura son las laderas marinas que se encuentran al sur de Palma de Mallorca, dónde se han encontrado hasta 4 kilos de restos por hectáreas, cuando en el resto de zonas había entre 0,7 y 1,8 kilos.

Anuncios

Un comentario el “La basura de las aguas europeas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s