El porcentaje medio de voluntarios en la UE dobla las cifras españolas

Virginia Villaplana

El voluntariado se considera una actividad de gran valor para un país por la labor social y medioambiental que se consigue a través de los valores que despierta en los ciudadanos, y también por su importancia económica. Sin embargo, el porcentaje de población que participa en programas de voluntariado en España se reduce a casi la mitad si se compara con la media de la Unión Europea.

El auge de los primeros movimientos ecologistas tuvo lugar en las décadas de los cincuenta y sesenta en los países desarrollados, a raíz de las graves crisis medioambientales que empezaban a surgir a raíz de la contaminación, la lluvia ácida, la destrucción de ecosistemas, el incremento de la energía nuclear, etc. En España las primeras asociaciones de voluntariado ecologista comenzaron a surgir en los años sesenta, pero su desarrollo no se produjo hasta finales de los setenta, cuando el comienzo la Democracia hizo salir a la calle a una sociedad que reivindicaba sus derechos y los del medio ambiente.

Voluntarios de Greenpeace Dinamarca pidiendo energía 100% renovable al Primer Ministro. |Foto por: 350.org|Algunos derechos reservados

Voluntarios de Greenpeace Dinamarca pidiendo energía 100% renovable al Primer Ministro. |Foto por: 350.org|Algunos derechos reservados

Actualmente, según los estudios más recientes (elaborados en 2010 por el Observatorio del Voluntariado de la Plataforma del Voluntariado en España) se estima que la población española que realiza actividades voluntarias es de un total de 4.170.043 personas, de las cuales estarían dedicadas al ámbito de la acción social 873.171 personas, lo que supone que un 9,5% de la población española realizó en 2005 actividades generales de voluntariado. De ellas, un 63,1% son mujeres, y un  36,9% son hombres.

Si comparamos estos datos con la media europea mostrada en la encuesta del Eurobarómetro, tenemos que España ocupa uno de los últimos lugares entre los Estados Miembros en cuanto a porcentaje de población que realiza actividades de voluntariado, con solo un 18%  frente al 34% que corresponde a la media de la Unión Europea y que supone casi el doble de ciudadanos involucrados en el voluntariado.

Importancia económica y social

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha reconocido el voluntariado como una fuerza social que genera riqueza y debe ser medida y valorada de acuerdo a unos criterios homologados. No cabe duda de que el voluntariado es una herramienta muy eficaz para el impulso del espíritu de solidaridad, la cohesión social y los valores entre los ciudadanos, por ello la OIT promete impulsar el valor de la tarea altruista en toda Europa. Sin embargo, el voluntariado no es tan solo una fuerza social, sino que además es una fuerte actividad económica que según la OIT, no por el hecho de ser una labor realizada de forma voluntaria y altruista debe dejar de estar considerada actividad laboral y por ello la incluye en un subgrupo de trabajo, hecho que incrementa la necesidad de que esta fuerza social sea medida y estudiada.

Aunque se trata de una actividad cuya repercusión económica es de difícil estudio, se han dedicado varios estudios hacia la medición de la relevancia del denominado Tercer Sector de Acción Social (TSAS), y  se ha constatado que su aportación indirecta al Producto Interior Bruto (PIB) nacional para el ejercicio 2008 fue de un 1,42%. A nivel internacional, una universidad americana realizó un estudio sobre la contribución del sector del voluntariado a las economías nacionales y sus PIB. El informe, que contó con datos de 1995 y en el que colaboró España, concluyó que la labor del voluntariado en nuestro país supondría entre el 3% y el 4% de la contribución al PIB.

Para contrastar esto con datos monetarios, vemos cómo en 2007 la Comunidad Valenciana llevó a cabo un estudio sobre la Contribución del Voluntariado a la Contabilidad Nacional y en los resultados se demostró que por cada euro que las organizaciones invierten en apoyar a las personas que se insertan en programas de voluntariado, estas personas devuelven a la sociedad un servicio con un valor de 7 euros.

Según este impacto, el Gobierno elaboró una Estrategia Estatal de Voluntariado que se aplicaría desde 2010 al presente año 2014, de la cual derivó un crecimiento del gasto en voluntariado del 6,9% entre 2011 y 2012, originado, sobre todo, por el aumento de los recursos destinados al Área de Apoyo. No obstante, además del apoyo gubernamental, se hace necesaria una mayor conciencia social sobre los beneficios tanto económicos como sociales y medioambientales que el voluntariado aporta a un país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s