Guía para el consumidor responsable: el etiquetado ecológico

Patricia Ruiz

La mayoría de los consumidores consideran importante que las empresas sean respetuosas con el medio ambiente, y muchos de ellos se guían por las etiquetas que lo certifican en sus productos. Así lo aseguran los últimos resultados del mayor estudio sobre conciencia ecológica en los consumidores, The 2011 Green Brands survey. Y es que aunque los motivos varían desde el comprador “eco-chic” hasta el más concienciado, la tendencia es más que clara: lo verde mola, y vende.

 Como era de esperar, las empresas no han tardado en adaptar su imagen de marca para resaltar su faceta más respetuosa con el medio ambiente. Desde 2009, el número de productos que dicen ser más “verdes” ha aumentado en un 73%. Etiquetas verdes, logotipos con animales amigables y slogans con palabras como “natural” y “fresco” encabezan los envases de los supermercados. Pero, ¿qué de todo ello es verdadero, certificado y relevante?

 El vacío legal en lo referente al etiquetado ecológico es considerable. Las propias marcas y organismos privados pueden diseñar logotiopos y etiquetas sin certificación alguna aprovechando la falta de normativa. Es lo que se conoce como Greenwashing. Pese a ello, existen ciertas etiquetas que sí que cuentan con certificación oficial y que prueban la responsabilidad ambiental de los productos durante todo su ciclo de vida.

EU Ecolabel. Todos los derechos reservados.

EU Ecolabel. Todos los derechos reservados.

Ecoetiqueta de la Unión Europea

Desde 1982 la Unión Europea otorga esta etiqueta a los productos que puedan probar su bajo impacto ambiental tanto en su producción como en su distribución, uso y deshecho. Quedan descartados los alimentos, las bebidas y los productos farmacéuticos. Los principales grupos que pueden obtener el sello de la UE son los productos informáticos, electrodomésticos, productos de limpieza, jardinería y bricolaje, colchones, zapatos, ropa y productos de papel. Aquí se puede acceder a la lista de requisitos y criterios de concesión.

 

 

 

Etiqueta de Agricultura Ecológica UE. Todos los derechos reservados.

Etiqueta de Agricultura Ecológica UE. Todos los derechos reservados.

Sistema de control CE para la Agricultura Ecológica

El equivalente en alimentos ecológicos de la UE es esta etiqueta, que garantiza que todo producto que la lleve ha sido sometido a una inspección mediante la que se prueba que: el 95% (como mínimo) de los ingredientes del producto se han producido con métodos ecológicos, procede directamente del productor o transformador y se presenta en un envase sellado, llevando el nombre del productor, elaborador o vendedor. A nivel nacional, en España son las comunidades autónomas las que tienen competencia para ejercer control sobre la certificación ecológica de los productos.

Sello Fairtrade. Todos los derechos reservados.

Sello Fairtrade. Todos los derechos reservados.

FAIRTRADE

Los productos con el sello de Comercio Justo garantizan que los productores del Sur han recibido un salario digno, unas condiciones de trabajo que respetan los derechos humanos y el medio ambiente, sin ninguna contribución a la explotación laboral o al trabajo infantil. Además, prueban que el origen “justo” de los productos se comprueba regularmente, y que la calidad de los mismos es alta, debido a su manufacturación artesanal. Comprando productos con la etiqueta FAIRTRADE estaremos además contribuyendo a una mejora en las condiciones de vida de los productores de países en vías de desarrollo gracias a la asignación de primas que se destinan a la inversión en servicios básicos como la sanidad, la educación o la vivienda.

Foto de Cultivate Oxford. Algunos derechos reservados.

Foto de Cultivate Oxford. Algunos derechos reservados.

Producto Orgánico

La certificación de que un producto es orgánico puede ser expedida por diferentes organismos de certificación que acatan distintas normas, aunque la Unión Europea ya prohibió el uso de la palabra “orgánico” en productos que carezcan de tal certificación. Según la FAO, “la etiqueta de determinado organismo de certificación, por lo tanto, informa al consumidor del tipo de normas que se han cumplido durante la producción y elaboración, así como del tipo de reconocimiento que el organismo de certificación otorga”. En el plano internacional es el Servicio Internacional de Acreditación Orgánica el que acredita los organismos de certificación bajo los criterios del International Federation of Organic Agriculture Movements (IFOAM). Desde IFOAM definen la agricultura orgánica como “un sistema de producción que mantiene y mejora la salud de los suelos, los ecosistemas y las personas. Se basa fundamentalmente en los procesos ecológicos, la biodiversidad y los ciclos adaptados a las condiciones locales, sin usar insumos que tengan efectos adversos. La agricultura orgánica combina tradición, innovación y ciencia para favorecer el medio ambiente que compartimos y promover relaciones justas y una buena calidad de vida para todos los que participan en ella”.

Productos BIO

No existe una etiqueta oficial para los productos biológicos. Sin embargo, tras la modificación de la ley en 2005 se requiere la certificación de agricultura ecológica para la inclusión de la palabra “BIO” en cualquier producto.

Sello Made in Green. Todos los derechos reservados.

Sello Made in Green. Todos los derechos reservados.

Made in Green

Es un sello de AITEX (Asociación de Investigación de la Industria Textil) para la ropa y otros productos textiles. Prueba que su procedencia es ecológica, que no incluye productos y que se ha fabricado en centros que respetan los derechos de los trabajadores. En su página web AITEX describe su criterio: “que todas las empresas o centros de producción de la cadena de valor que intervienen en la fabricación del producto para su elaboración, desde la hiladura, pasando por tejeduría, tintura y acabados y confección, tengan implantados y certificados por una entidad u organismo externo e independiente de reconocido prestigio, un sistema de gestión ambiental y un código de conducta y de responsabilidad social.”

Estas son sólo algunas de las etiquetas cuya certificación está probada y que pueden guiar al consumidor hacia un consumo responsable. Apoyando aquellos productos que cuenten con el respaldo del etiquetado ecológico oficial, emitimos un voto sobre el tipo de mundo que queremos, y guiamos a las empresas hacia una producción respetuosa. Sin embargo, cabe también destacar que numerosos productos de procedencia ecológica pueden no contar con etiqueta alguna. La lista de las citadas en este artículo son una buena guía para productos encontrados principalmente en supermercados o grandes almacenes. La compra de productos de producción local y responsable es también una opción imprescindible para todo aquel que quiera sumarse al consumo ecológico.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s