El 79% de las orquídeas “zapatilla de dama” se encuentran en peligro de extinción

Attua Alegre Paiz

Se ha cumplido el 50º aniversario de la Lista Roja de Especies Amenazadas que elabora cada año la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) con la alerta sobre la situación de peligro de extinción que padecen el 79% de las  orquídeas “zapatilla de dama” que viven en climas templados. Las causas principales se corresponden con la destrucción de su hábitat y la recolección excesiva de especies salvajes con fines comerciales a nivel local e internacional.

Cypripedium_x_ventricosum_100505

Foto por BerndH. Algunos derechos reservados.

Pese a existir una normativa que regula el comercio de estas populares plantas ornamentales, las malas prácticas las han conducido a esta situación de grave riesgo. La evaluación realizada por la UICN se ha llevado a cabo en América del Norte, Europa y las zonas templadas de Asia, y se ha evidenciado que el coleccionismo es uno de los principales culpables del fomento de un tráfico ilegal que incluye asaltos a colecciones públicas, privadas y jardines botánicos, y alianzas con maras y narcotraficantes, especialmente en América. Precisamente en este continente, concretamente en el estado mejicano de Yucatán, se denunció el día 2 de junio el robo de cientos de plantas de orquídeas y bromelias de la Unidad de Manejo Ambiental (UMA), así como la destrucción del Museo Viviente de las Orquídeas que había en el interior del recinto; algunas de estas plantas se encuentran extintas en sus hábitats naturales.

Por lo tanto, estas orquídeas, caracterizadas por su forma de zapatilla y la capacidad de atrapar insectos para asegurar la polinización, además de decorar nuestros hogares y formar parte de importantes colecciones, comparten una situación de alto peligro de extinción. Entre el sureste de China y Vietnam solo quedan cien individuos de una especie; en Méjico, Guatemala y Honduras se sabe que existen poblaciones muy pequeñas de otra. En España,  el “zapatito de dama” (Cypripedium calceolus) y la orquídea de Tenerife (Himantoglossum metlesicsianum) se encuentran catalogadas oficialmente en peligro de extinción. La primera se mantiene en bosques húmedos del norte peninsular  con cinco poblaciones repartidas entre Aragón y Cataluña, superando por muy poco los mil ejemplares. Por otro lado, la orquídea de Tenerife, especie endémica de la isla y con tres poblaciones que agrupan a 1.300 individuos, sufre las mismas consecuencias de la actividad de pastoreo, las pisadas, la creación de carreteras y el coleccionismo.

Además de estas dos especies, el Atlas y el Libro Rojo de la Flora Vascular Amenazada de España destaca la situación de la “orquidia de Prat” con una única población en Mallorca, y la “raíz de coral” que cuenta con 48 ejemplares en una hayedo pedregoso de Huesca. En total, cuatro de las ochenta especies de orquídeas que habitan en nuestra geografía se encuentran en situación alarmante de peligro. Además de las orquídeas, la última actualización de la Lista Roja de Especies Amenazadas avisa que el 90% de los lémures se encuentra en peligro de extinción, que la anguila japonesa está clasificada como Amenazada y el armadillo de tres bandas del Brasil ostentando la calificación de Vulnerable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s