LifeStraw, del agua estancada al vaso.

Cristina Suárez

LifeStraw es un mecanismo que ha estado contribuyendo a reducir la escasez de agua en los países en vías de desarrollo. Un mecanismo tan simple como una pajita que no pesa más de 54 gramos ha prestado ya su ayuda en catástrofes tales como el desastre de las Filipinas en 2013, y con él se espera que en 2015 este derecho básico sea proporcionado en la mayor parte del mundo.

Foto de LifeStraw. Todos los derechos reservados.

Foto de LifeStraw. Todos los derechos reservados.

La magia reside en el filtro que contiene en su interior, de no más de 100 micrómetros de largo, que mezcla mecanismos tanto físicos como químicos. Al succionar, el agua comienza a atravesar el tubo llegando a un compartimento recubierto con granos de yodo eliminando algunas bacterias. El resto, terminan por desaparecer posteriormente gracias al carbón activo y, por último, el agua recibe un mejor sabor gracias al yoduro que se le integra.
Así, según asegura su página web, la pajita es capaz de filtrar 1000 litros de agua eliminando el 99.9% de las bacterias y de reducir la turbidez eliminando partículas de hasta 0.2 micrones.

Por cada compra de una LifeStraw, la empresa acumula parte del dinero para enviar filtros a países necesitados. Así, entre 2013 y principios del 2014, se han distribuido números purificadores en los colegios de Kenya, un país que ahora mismo se encuentra en el Top Ten de territorios sin acceso a agua potable (solo un 37% pueden disfrutar de este derecho). Además, se planea hacer llegar en Octubre de este año distribuciones de larga escala a lugares como Bungoma, Kakamega, Vihiga y Busia.

El producto de Vestergaard Frandsen ha sido reconocido por numerosas organizaciones humanitarias y medios de comunicación (Forbes, Time, Saatchi & Saatchi) y cuesta 25 dólares. Además del filtro individual -ideal para campings, viajes y emergencias- existe un filtro de tamaño familiar que es capaz de proporcionar 18000 litros de agua (cubriendo las exigencias de una familia de cinco miembros durante tres años) y también una cantimplora portátil con el mismo mecanismo que ha recibido el premio ISPO, premios que homenajean todos los años a los inventos más originales relacionados con el deporte, además del Saatchi & Saatchi 2008 por Ideas que Cambian al Mundo, El INDEX 2005 y el “Mejor Invento 2005” por la revista Time.

LifeStraw, a pesar de haber recibido varias críticas por existir aún virus imposibles de atrapar por el filtro, promete ser una de las herramientas para reducir la escasez de agua en el tercer mundo y sus consecuentes enfermedades, que suelen desencadenar en la muerte: la mayoría son distribuidos como campaña de salud pública o otorgadas de manera gratuita por organizaciones en situaciones de emergencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s